La vida es como el tetris,
al final las piezas nunca encajan.
El Baúl de los Recuerdos
<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             


Los Archivos de Papelera
Nuestras lágrimas en la lluvia se perdieron aquí.


La Mascota Papelera


Esta es Deinococcus Radiodurans, nuestra simpática mascota. En caso de una guerra termonuclear total ella sería la única superviviente, y sería su triste cometido repoblar el planeta. Dejale algún mensaje de amor y cariño.


I want to believe


Logo oficial de la plataforma "I want to believe", cuyo objetivo es ayudar a los becarios y estudiantes de doctorando dándoles apoyo moral de todo tipo. Sí, amigos, hay luz al final del tunel, y no siempre se trata del tren que viene a arrollarnos.


Acertijo Papelera
Él empezó negociando con los Pawnee, y su amigo tuvo una vez una flecha tres años clavada en la espalda, hasta que se la quitaron sin anestesia. Sin embargo, hacia 1843, juntos, y sin ellos saberlo, faltaría más, hicieron algo que ayudó a configurar el actual mapa de su joven país. ¿Qué fue lo que hicieron, y a qué favoreció?
Pincha aquí.


Categorías
  • Ciencia
  • Ciencia Pop
  • Cine
  • Cultura Ph.D.
  • Curiosidades
  • Física
  • Inclasificables
  • Juegos
  • Música
  • Personal
  • Política
  • Relatos
  • Rompecabezas
  • Teología
  • Tochacos
  • Viajes


  • Documentos
    Ya iremos poniendo algo por aquí.
  • Papelera


  • Contacto
    correopapelera (en gmail.com)


    Papelera te recomienda
    Ph.D. Comics
    Tractatus Logico-Randomus
    Las Historias de Larsis von Laris


    Blogs que leer

    > Ciencia, Ciencia Pop y Cultura Ph.D. <
    BK2
    No estoy perdido
    Sala becarios
    Puto Becario
    Pseudópodo
    Juan de Mairena
    Evolucionarios
    Mewt
    Omnis scientia
    The german experience

    > Humor <
    Gorkalimotxo
    Poeta Maldito
    Weblocke

    > Lágrimas en la Lluvia <
    Jaime Noguera (uno de los tentáculos del biopoder)
    El Limonero Astronauta (esto sí que es el fin de internet)
    Repera, el rincón de Herr Spock
    La Cosa Húmeda
    Pasión Pulp
    El Lolaberinto
    Erizo Azul (inactivo)
    Pjorge
    Yogur Griego


    Enlaces

    > Humor <
    Poeta Maldito
    Esponjiforme
    Mundo Cruel

    > Star Trek <
    Star Trek


    Blogalia

    Blogalia
    Inicio > Historias > Erase una vez un hospital de colorines (historias de mi oído interno, parte 3)
    > Erase una vez un hospital de colorines (historias de mi oído interno, parte 3) <

    "Sind Sie sicher, dass dieses Gebäude da das Krankenhaus ist?" es lo único que podía preguntarle al taxista al llegar al hospital. Y no es para menos, si no mirad en la wikipedia. Sí, yo me quedé con la misma cara.

    Tras encontrar la sección de otorrino (HNO en alemán, literalmente GNO, Garganta-Nariz-Oreja), me hicieron rápidamente las pruebas, empezaron a quejarse de cómo que no había ido inmediatamente, les tuve que contar dónde y cuándo ocurrió, etc, e inmediatamente me pasaron a una pequeña habitación en donde me dijeron que me operaban al día siguiente. Rápidamente me explicaron los posibles riesgos (principalmente parálisis de una mitad de la cara, por suerte una incidencia poco probable), así como que la operación no conllevaba ninguna seguridad de recuperación. ¡Guay!, pensé.

    Así que nada, me llevaron a una de las camas de hospital para ingresarme, y allí lo flipé con la habilidad manual de los médicos alemanes. La cosa era poner una guía. Lo que no entiendo es porque no lo hacían algún enfermero, para qué tenía que hacerlo el médico. Tras seis intentos pinchándome, no acertó ni una vez con mis venas, y mira que le dije dónde estaba la marca de la guía que me pusieron en España. Pero ni caso. Al final me la pusieron en la muñeca. Y si te ocurre el día antes de que te vayan a operar, da muy mal rollo.

    Mientras tanto aquella tarde fue una completa pesadilla. Llamadas de móvil avisando a la familia, que si nervios, que si no hay que preocuparse que aquí te ingresan en el hospital por cualquier tontería (es cierto, me ingresaron una vez por una gripe), etc.

    Y todo para nada. Al día siguiente el audiograma mejoró, y la operación se retrasó un día. El siguiente, también mejoró, y se retrasó. Al otro, no mejoró, tuvieron una conversación sobre que habría que operar esa misma tarde, delante mía, y que mejor lo decidían el lunes, día en que el oído volvió a mejorar, y por lo tanto finalmente no operaron. Ese día me explicaron que considerase ponerme aparato en el oído izquierdo una vez que se estabilizase. Y más días, y más, y más, hasta pasar diez días ingresado.

    Lo de los diez días tiene una explicación: no era recomendable alargar el tratamiento con cortisona más tiempo. Para colmo, me ponían la cortisona a las cinco de la mañana. Era lo único que tenían que hacer conmigo, poner cortisona. El problema es que por el horario en el que lo hacían era imposible considerar la opción de irme a casa y visitar una vez al día el hospital para mi dosis de cortisona. Pero claro, me había llevado poca ropa, lo suficiente para aguantar tres o cuatro días. Por suerte un compañero postdoc, mi única visita durante esos días, me trajo algo más de ropa de mi propia casa y algunos libros. Menos mal.

    En fin, diez días en los que me debatí entre la vida y la muerte el estéreo y el mono, y en el que el resultado final fue un oído hi-fi y otro low-fi.

    2009-08-05, 13:29 | Número de nano-comentarios: 3 | Comenta aquí

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://papelera.blogalia.com//trackbacks/64001

    Comentarios

    1
    De: Illyria Grey Fecha: 2009-08-05 22:11

    Pues el edificio ese del monstruo marino o lo que sea se parece un montón por fuera al Nuevo Complejo Hospitalario de la Fe de Valencia que aún se halla en fase de construcción... (Nota mental: tengo que ponerme a estudiar alemán de verdad un año de estos)



    2
    De: Anónimo Fecha: 2009-08-06 11:36

    Garganta nariz OIDO!



    3
    De: Becario-E Fecha: 2009-08-06 16:19

    Sí, debería ser Garganta-Nariz-Oído, pero Ohr se traduce más comúnmente como oreja (aunque puede significar ambas cosas, cuando por oído nos referimos al oído interno "inneres Ohr", no al sentido del oído), y así la traducción resulta más chochante y cómica.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.226.113.250 (1e9255efab)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?


    © 2005 becariosfm